Bienvenido/a a CESESMA Últimas noticias El Equipo: ¿Quiénes somos? Plan Estratégico 2010-2014
Historia de CESESMA El territorio Ejes temáticos Actores involucrados
Estrategias y acciones Centro de Documentación Servicios y materiales que ofrecemos Álbum de fotos
Los Amigos de CESESMA Apoyo financiero y solidaridad Información de contacto Mapa del Web

Ejes temáticos

 

Ejes temáticos 

El trabajo de CESESMA está fundamentado sobre siete ejes temáticos, que atraviesan las diferentes estrategias de intervención:

Participación

El primer objetivo institucional que promueve CESESMA, es el de "Fortalecer la participación y organización de niños, niñas y adolescentes, que les permita incidir en espacios locales y nacionales". Con este objetivo pretendemos que la participación sea activa y propositiva, que inicie desde la familia y trascienda en las instancias de decisión comunitaria, escolar, municipal, departamental y nacional.

Por lo tanto, para nosotros la participación implica más que la asistencia en las actividades. Comprende, entre otros, los siguientes elementos:

  • Organización colectiva con liderazgo juvenil / infantil.

  • Promotoría: Se desarrollan procesos educativos con grupos de niños, niñas y adolescentes en sus comunidades, y procesos comunitarios de promoción de los derechos de la niñez y la adolescencia.

  • Defensoría social: Se desarrollan procesos de visibilización, información, denuncia y acompañamiento, para prevenir la violación de los derechos de la niñez y la adolescencia, y para ofrecer protección a los/las que la necesitan.

  • Comunicación social: Desarrollan actividades comunicativas cómo teatro, radio, títeres, música, marchas y farias para divulgar los derechos de la niñez y la adolescencia.

  • Protagonismo: Esto significa que los niños, niñas y adolescentes toman la iniciativa para proponer, planificar e implementar sus propios gestiones, proyectos y actividades socio-culturales, sin que las personas adultas les organicen ni les digan qué hacer.

  • Participación en la toma de decisiones en diferentes niveles y espacios, lo que implica lograr una participación auténtica en los espacios tradicionalmente dominados por personas adultas.

Para que la participación sea efectiva, grupos de niños, niñas y adolescentes desempeñan el rol de Promotores Infantiles. Estos funcionan en equipo, capacitan y movilizan a niños, niñas y adolescentes de sus comunidades en la promoción y defensa de sus Derechos, participan en instancias de incidencia: Comités comunales, Gobiernos estudiantiles, directivas comunitarias, Comisión municipal de la niñez y la adolescencia, y otras instancias a nivel departamental y nacional.

Se ha logrado el fortalecimiento de la red de promotores y promotoras desde las comunidades, quienes son referentes comunitarios por el liderazgo que han alcanzado y aceptación del trabajo que están realizando. Estos promotores y promotoras participan y forman parte de redes y espacios municipales y nacionales en los que comparten sus experiencias de trabajo de organización y promoción de sus derechos. Esto ha permitido un mayor reconocimiento de sus habilidades y capacidades y visibilizar el aporte que están ejerciendo desde el ámbito rural.

La red de promotores y promotoras esta conformada niños, niñas y adolescentes comprendidos entre las edades de 10-19 años los cuales han vivido un proceso de capacitación, organización y participación que se ha venido realizando en las comunidades.


Educación

El desarrollo de la conciencia considerada como un proceso educativo comunitario e individual en los diferentes actores que directa e indirectamente tienen que ver con la problemática que afecta a la niñez. Pensar el desarrollo como una meta de salir adelante, de tener y renovar la visión, de soñar en el cambio y poder hacerlo, el que pasa por el reconocimiento de las potencialidades individuales y colectivas en cuanto al desarrollo de habilidades, destrezas para la gestión y la ayuda externa pudiera lograr que la comunidad cambie y progrese.

En el marco conceptual que utilizamos en nuestra intervención social retomamos el concepto de educación durante toda la vida, sustentada en cuatro pilares pedagógicos: Aprender a vivir juntos, Aprender a conocer, Aprender a hacer y Aprender a ser.

La propuesta se desarrolla en dos espacios educativos: el ámbito comunitario desde la educación no formal a grupos de la comunidad (niños, niñas y adolescentes, mujeres y líderes) y familias seleccionadas y desde el espacio de la educación formal con docentes de escuelas primaria y preescolares comunitarios del sector rural, involucrando a padres, madres, y alumnos /as. Ambos espacios no se trabajan en forma separada, si no que ambos interactúan en una sola dinámica social, conformado un binomio recíproco entre la Escuela y la Comunidad, con la participación activa de los actores involucrados.


Derechos de la Niñez

La Misión de CESESMA es “promover y defender los derechos de la Niñez y la Adolescencia...”. Afirmamos que todo niño, niño y adolescente, por su condición de ser humano, es sujeto de derecho: es decir, tienen derechos innatos e inalienables. En la realidad hay muchas niñas, niños y adolescentes a quienes no se les reconocen como sujetos de derecho, y a casi todos y todas se les niegan las condiciones básicas para el cumplimiento de los mismos. No obstante, los derechos son universales y pertenecen a todo ser humano. Los derechos se pueden fácilmente ignorar o violar, pero nunca se pueden perder ni robar.

Ante este contexto de negación y violación de los derechos de la niñez y la adolescencia, CESESMA se ha comprometido a realizar su trabajo desde un enfoque de derechos en toda su programación. Hemos adquirido el compromiso de contribuir al desarrollo y al bienestar de los niños, niñas y adolescentes, pero lo hacemos desde una perspectiva que reconoce las obligaciones y responsabilidades que corresponde a cada actor. Por lo tanto, el enfoque de derechos debe promover el empoderamiento de todos y todas los niños, niñas y adolescentes, para que ellos/as demanden, exijan y defiendan el cumplimiento de sus mismos derechos. Esto lo realizamos a través de procesos educativos de promoción de los derechos (promotoría) y de la defensa de los derechos (defensoría social).

En este esfuerzo, contamos con un marco jurídico claramente definido, sobre todo la Constitución Política de Nicaragua que afirme la plena vigencia de la Convención Internacional de los Derechos del Niño / de la Niña (Art. 71), y el Código de la Niñez y la Adolescencia, Ley 287.


Equidad de género

La falta de equidad entre hombres y mujeres, y la falta de respeto hacia las mujeres, caracterizan los patrones familiares, laborales y socio-culturales de la sociedad en que trabajamos. Se destaca en la cultura de “machismo”, típica de esas comunidades, y se lleva a altos niveles de violencia contra mujeres niñas, adolescentes y adultas.

El objetivo número cuatro de nuestro Plan Estratégico, está enfocado en contribuir a mejorar las relaciones interpersonales, familiares, escolares y comunitarias, para disminuir la violencia. Basados en este objetivo institucional hemos establecido como eje transversal el enfoque de género, con el propósito de trabajar relaciones de equidad y respeto entre hombre y mujeres – niños, niñas, adolescentes y adultos/as.

Como resultado de nuestra Evaluación de Impacto realizada en el año 2002-2003 nos dimos cuenta que el trabajo con niñas hacía falta fortalecerlo, por las triples jornadas que venían realizando, en la casa, la escuela y la comunidad, esto nos dio pautas para revisar nuestra experiencia y la manera de insertar el enfoque de género, enfatizando en el trabajo con las niñas por las consideraciones señaladas.

Actualmente tenemos organizado un equipo de adolescentes; estas niñas ya han desarrollado algunas capacidades para trabajar temas sobre derechos de las mujeres y abordarlos con otras adolescentes, y han organizado grupos sectoriales en los diferentes municipios para que trabajen en los territorios. A su vez las niñas y las adolescentes capacitadas en los territorios llegan a sus comunidades para fortalecer el trabajo y lograr la mayor integración y participación de las niñas en las diferentes actividades.

Trabajar con este enfoque como eje transversal, es prioridad en nuestro trabajo, consideramos que debemos profundizar en conocimientos y habilidades metodológicas que permitan abordar el enfoque con mayor claridad en las comunidades y el equipo.


No violencia

Las niñas, niños y adolescentes de Nicaragua viven en un ambiente de violencia, ya sea porque en sus personas directamente se sufra o porque en sus entornos familiares, escolares, laborales, comunitarios y municipales prevalece la violencia. Esta es una de las características del contexto nacional.

La violencia es todo aquello que daña la integridad física, psicológica y social de las personas y por lo tanto lesiona los derechos humanos. Es el ejercicio abusivo del poder a partir de una desigualdad y por lo tanto del establecimiento de una relación de discriminación, donde una de las partes se considera con la capacidad de apropiarse, poseer y/o dominar a las otras y otros.

Existen diversas modalidades de violencia como la intrafamiliar, la institucional, la de género, la sexual, la violencia política y económica. Generalmente existe una combinación de ellas. La violencia la definimos como todo acto ejercido con poder en contra de la voluntad de otros. Estos actos producen daños, en algunos casos irreparables, en la niñez, ya que se basan en relaciones desiguales de poder.

La violencia es una realidad para la mayoría de niñas, niños y adolescentes y se ejerce contra ellas y ellos de diversas formas, unas más abiertas otras más ocultas, unas van dirigidas a controlar sus comportamientos, otras su integridad y aún su sexualidad, unas menos drásticas otras extremas y que llevan a severos daños y aún a la muerte. Por eso afirmamos que la violencia no solamente deja marcas visibles, como golpes, rasguños y heridas físicas, también deja marcas invisibles, en algunos casos marcando momentos y ciclos de sus vidas.

En CESESMA estamos comprometidos con la promoción de relaciones de respeto, y por lo tanto la disminución y prevención de toda forma de violencia. El cuarto objetivo institucional de nuestro Plan Estratégico es: “Contribuir a mejorar las relaciones interpersonales, familiares, escolares y comunitarias, para disminuir la violencia”. Con esta meta, pretendemos fortalecer las capacidades de niños, niñas y adolescentes para la búsqueda de alternativas de la violencia, la resolución de conflictos de manera no violenta, y la denuncia efectiva de las manifestaciones de violencia en las diferentes esferas de la vida familiar y comunitaria. Destacamos y reconocemos la violencia aguda que viven las niñas y las adolescentes por su condición de mujer, y por lo tanto realizamos programas de trabajo con ellas para fortalecer su capacidad para enfrentar y superar esta violencia.


Trabajo infantil

En Nicaragua, como todos los países pobres del mundo, el trabajo infantil es la normalidad cotidiana. Esta realidad insiste en que no se puede prohibir que los niños y las niñas trabajen. En el sector cafetalero, el corte de café, que ocupa cuatro meses del año, es tradicionalmente una temporada de trabajo sostenido por toda la familia, tanto niños, niñas, adolescentes como personas adultas. Además, todo el año, hay trabajo agrícola y trabajo doméstico. El trabajo infantil lesiona los derechos de los niños, niñas y adolescentes, y ocasiona daños severos a su desarrollo integral: daños físicos, daños educativos / intelectuales y daños psicológicos.
(para mayor información: ir a la página "Diagnóstico de la problemática del campo, causas y consecuencias")

CESESMA no pretende lograr la eliminación de trabajo infantil en Nicaragua, pero tenemos un compromiso inquebrantable con un proceso de erradicación progresiva de las peores formas de trabajo infantil, y la explotación, maltrato y abuso que las acompañan.

Para erradicar las peores formas de trabajo infantil, en conjunto con las niñas, los niños y adolescentes nos hemos propuesto:

  • Que en conjunto demandemos mejor acceso a la educación formal: una educación con mayor cobertura y mejor calidad.

  • Que involucremos y trabajemos con los padres y madres de familia, para que ellos y ellas reconozcan y valoren la importancia de la educación para sus hijos/as.

  • Sigamos desarrollando oportunidades complementarias en la educación no formal, donde la educación formal no cumple con las necesidades del sector rural, y ofreciendo alternativas educativas para el desarrollo personal y económico.

  • Capacitemos a los niños, niñas y adolescentes trabajadores para que promuevan y defiendan sus derechos, y que denuncien los abusos y maltratos relacionados al trabajo infantil.

  • Promovamos el cultivo de patio con prácticas ecológicas y sostenibles, para que las familias produzcan comida saludable, y disminuyan su dependencia en las fincas de café para sobrevivir.

  • Que las comunidades busquen acuerdos con los cafetaleros para que los niños y las niñas no trabajen, y que los y las adolescentes trabajadores solo realicen labores apropiados a su edad y capacidad, que no realicen trabajos que ponen en riesgo su integridad física y psíquica, y que no interrumpan su educación.


Medio Ambiente

El objetivo número tres en nuestro Plan Estratégico se lee: ” Contribuir a la preservación y mejoramiento del medio ambiente”. Este tema es y ha sido un eje movilizador de otras acciones en nuestra experiencia.

El enfoque ambiental, por ser un entorno rural donde nos desempeñamos, con un potencial económico-productivo basado en la riqueza de los recursos naturales, actualmente está en proceso de deterioro por la acción inadecuada que sobre ella hacemos las y los humanos, que muchas veces actuamos inconscientemente sin percibir que esto es una de las causas de la falta de bienestar social, físico y emocional que nos afecta.

Consideramos fundamental la educación ambiental, porque es necesario que todas y todos adquiramos conciencia de que las acciones que realizamos tiene consecuencias positivas o negativas para el futuro; hoy se aprovechan los recursos existentes, olvidando que al destruir o perjudicar el medio perjudicamos la vida de todos los que lo habitamos, sean plantas, animales, aire, agua, edificios y nosotros mismos. En este ámbito, la niñez como presente y futuro, ha retomado el derecho a un medio ambiente sano, el que ha sido clave para lograr mayor liderazgo y participación comunitaria. En las comunidades, se vienen realizando diferentes acciones con niños, niñas y personas adultas como: talleres, charlas, establecimiento de viveros, jornadas de arborización, entre otras acciones, y coordinando con líderes de debe fomentar el cuido y respeto hacia el medio ambiente, enfocando el papel que juegan los niños y niñas en su protección y conservación.

Nuestra experiencia en este tema ha aportado en el enriquecimiento de la educación ambiental en las escuelas, y nuestros manuales metodológicos siguen siendo parte de la currículo formal en las escuelas, los cuales están siendo utilizados por otros organismos dentro y fuera del departamento de Matagalpa.



Ir al inicio de esta página Passer au texte en Français Change language to English Ir a la página principal

www.cesesma.org

CESESMA: Centro de Servicios Educativos en Salud y Medio Ambiente

coordinacion@cesesma.org